CLINICA DE ORTOPEDIA EN TOLUCA Y METEPEC
Clínica de Columna  Vertebral en Toluca
PIE EQUINO VARO ADUCTO
Sinónimos: Pie Bot, pie zambo, Clubfoot, PEVA, PEVAC, PEVACI. Se usan para describir la condición pie equino varo, en el que hay una deformidad del pie o pies que afecta a los niños en el nacimiento. El pie equino varo pueden clasificarse como congénita (es decir, existe en el nacimiento) o teratológica (en el que está asociado con un trastorno neuromuscular). La gran mayoría de los casos de pie zambo son congénitos.
Ortopedia Pediátrica
Los bebés que nacen con pie zambo tienen una serie de anomalías de la pierna y el pie inferior, cada uno con diferentes grados de severidad. La parte posterior del pie está inclinado hacia el interior, una condición conocida como zona trasera del pie varo. El talón se tira hacia arriba, como para permitir caminar sobre los dedos de los pies, una condición conocida como equino del retropié. Los dedos están a menudo señaló hacia el interior, también conocida como la aducción del antepié, dando el pie de la aparición de un frijol. El pie a menudo tiene un arco alto, una configuración denominada cavo del pie. El pie es generalmente menos flexible y más rígido que la normal y puede haber adelgazamiento o atrofia de los músculos del pie y la pantorrilla. Los huesos del pie y la pierna inferior no pueden demostrar el crecimiento normal o completo, también conocida como hipoplasia. Diferentes pacientes muestran conjuntos diferentes de anomalías y algunos pueden ser más prominentes que otros. El tratamiento es por lo tanto algo variable y debe ser atendido a la presentación de cada individuo. La mayoría de los pacientes pueden ser tratados eficazmente con la manipulación y enyesado mientras que otros pueden requerir cirugía. La incidencia (es decir, la frecuencia con que se produce) de la enfermedad varía con la raza, el sexo y la incidencia familiar: Los niños tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad que las niñas La incidencia en niños que tienen un hermano con pie equino varo es de aproximadamente 3% La incidencia en niños que tienen un padre que tenía el pie equino varo es del 3-4%, y si ambos padres lo hubiera hecho, la incidencia es del 15% La mayor parte del movimiento del pie se produce en la base del pie, en una unión formada entre 3 huesos, conocidos como el astrágalo, el calcáneo, y escafoides o navicular. Este conjunto, también conocido como el complejo talocalcaneonavicular, se asemeja a una articulación de bola y cavidad. Debido a las amplias conexiones de todos los huesos del pie por los ligamentos, los movimientos en el pie y el tobillo se producen en todas las juntas simultáneamente, con un movimiento en una articulación que conduce a movimiento en otros. Al mismo tiempo, si el movimiento es limitado en una o más articulaciones, el movimiento es limitado en muchas otras articulaciones. ¿Qué causa el pie torcido? La causa del pie equino varo sigue siendo poco clara. Hay una fuerte evidencia de que un componente genético está implicado en el desarrollo del PEVA. Por ejemplo, aproximadamente el 25% de los niños afectados tienen un familiar que nace con la enfermedad, y si un gemelo idéntico tiene la condición, el otro gemelo (que tiene el mismo conjunto de genes) tiene una incidencia mucho mayor de la condición de lo normal. Sin embargo, no solo un gen ha sido identificado como responsable de la condición: más bien, se cree que la causa es multifactorial, en la que están implicados una serie de diferentes genes y factores no genéticos. El problema central en el PEVA está en la forma anormal de los huesos de los pies, las articulaciones desalineadas y el endurecimiento de los ligamentos alrededor de estas alineaciones irregulares durante la vida fetal. Estos cambios hacen que el pie y el tobillo teindan a deformarse y permanecer en una posición anormal a través del crecimiento. ¿Cómo se diagnostica? El diagnóstico del pie zambo se realiza mediante un examen físico poco después de nacer. Inicialmente, todos los niños son tratados sin cirugía. Lo más recomendado es empezar a tratar en los primeros días de vida, colocando unos yesos correctivos. Cuando el niño es tan pequeño sus huesos tienen mucha plasticidad y capacidad de remodelación, por lo que, tras la colocación de varios yesos manipulando para lograr una corrección progresiva se llega a obtener un pie prácticamente normal, no importa qué tan grave puede ser. Este tratamiento no quirúrgico requiere visitas semanales al consultorio para su manipulación para mejorar la alineación del pie, seguido por la aplicación de una molde de yeso largo. Por lo general 5 a 8 moldes son necesarios para corregirlo. El tratamiento que se utiliza para corregir el pie bot, en la actualidad fue preconizado por el Dr. Ponseti. En este punto se debe realizar una pequeña intervención: alargamiento percutáneo del tendón de Aquiles. En algunos sitios los realizan con anestesia local y no requieren hospitalización, nosotros preferimos hacerlo en quirófano, bajo una sedación, con la máxima limpieza que un quirófano puede ofrecer y con los medios necesarios para controlar la sedación Inmediatamente después se coloca un último yeso en la postura de máxima corrección, que se deja entre dos y tres semanas. En general, con 5 a 8 cambios de yeso se consigue la corrección completa de la deformidad, con cada yeso se ve la mejoría, excepto la posición en puntillas. El molde se retira entonces y botas conectados por una barra se utilizan para mantener la corrección. Esta es una parte muy importante del tratamiento. Las botas y los barras son usados a tiempo completo durante 3-4 meses. A raíz de esto, se usan para las noches y las siestas hasta que el niño es de 3-4 años de edad. En raras ocasiones, este procedimiento no logra corregir la deformidad con eficacia, y la cirugía se convierte en el tratamiento recomendado. Si la cirugía se va a realizar, el tiempo óptimo en la vida de un niño tiene entre 6 y 12 meses de edad. Los estudios han sugerido que la cirugía durante este período minimiza la cicatrización, lo que puede ocurrir con los niños más pequeños, al tiempo que maximiza la oportunidad para el crecimiento y la remodelación de los huesos y músculos del pie y el tobillo, que ocurre rápidamente en el primer año de vida y lo más importante coloca al pie en la posición adecuada para el inicio del caminar. Lidiando con PEVA La mayoría de los niños nacidos con PEVA va a caminar a la edad apropiada y con el uso normal de los pies y los tobillos en la edad escolar. La mayoría van a participar en una amplia gama de actividades y deportes competitivos. Por ejemplo, el famoso mariscal de campo Troy Aikman NFL y la medalla de oro de patinaje artístico, Kristi Yamaguchi, el actor Damon Wayans o, nacieron todos con PEVA. Aunque puede representar un reto difícil para los niños y sus padres en la primera infancia, la mayoría de los niños con pie zambo van a tener vidas normales, felices y saludables.
Tratamiento Pie Equino Varo Aducto en Toluca y Metepec Desviación hacia adentro de los pies
Vista de la planta
Desviación hacia adentro de los pies, vista de frente
Tratamiento con el método de Ponseti Dr. Ignacio Ponseti Colocando un yeso con método Ponseti
Tratamiento con el método de Ponseti, secuencias de la corrección obtenida mediante manipulación y enyesado
El Dr. Ignacio Ponseti (qepd)
Colocando un yeso con el método Ponseti
Niños enyesados
Niños enyesados
Barra de Dennis Brownne
Barra de Dennis Brownne
DR. LUIS ALBERTO IBARRA ZAZUETA
Centro de Cirugía Mínima Invasiva
Citas al Tel.
Especialista en Columna Vertebral y Ortopedia
Centro Médico de Toluca
Urgencias al Cel.: 722 850 6543
(722) 232.2631
Centro de Cirugía Mínima Invasiva
DR. LUIS A. IBARRA ZAZUETA
Centro de Cirugía Mínima Invasiva
Citas al Tel.
Especialista en Columna Vertebral y Ortopedia
Centro Médico de Toluca
Urgencias Cel.: 722 850 6543
(722) 232 2631
Clínica de Columna  Vertebral en Toluca
Ortopedia Pediátrica
PIE EQUINO VARO ADUCTO
Sinónimos: Pie Bot, pie zambo, Clubfoot, PEVA, PEVAC, PEVACI. Se usan para describir la condición pie equino varo, en el que hay una deformidad del pie o pies que afecta a los niños en el nacimiento. El pie equino varo pueden clasificarse como congénita (es decir, existe en el nacimiento) o teratológica (en el que está asociado con un trastorno neuromuscular). La gran mayoría de los casos de pie zambo son congénitos.
Los bebés que nacen con pie zambo tienen una serie de anomalías de la pierna y el pie inferior, cada uno con diferentes grados de severidad. La parte posterior del pie está inclinado hacia el interior, una condición conocida como zona trasera del pie varo. El talón se tira hacia arriba, como para permitir caminar sobre los dedos de los pies, una condición conocida como equino del retropié. Los dedos están a menudo señaló hacia el interior, también conocida como la aducción del antepié, dando el pie de la aparición de un frijol. El pie a menudo tiene un arco alto, una configuración denominada cavo del pie. El pie es generalmente menos flexible y más rígido que la normal y puede haber adelgazamiento o atrofia de los músculos del pie y la pantorrilla. Los huesos del pie y la pierna inferior no pueden demostrar el crecimiento normal o completo, también conocida como hipoplasia. Diferentes pacientes muestran conjuntos diferentes de anomalías y algunos pueden ser más prominentes que otros. El tratamiento es por lo tanto algo variable y debe ser atendido a la presentación de cada individuo. La mayoría de los pacientes pueden ser tratados eficazmente con la manipulación y enyesado mientras que otros pueden requerir cirugía. La incidencia (es decir, la frecuencia con que se produce) de la enfermedad varía con la raza, el sexo y la incidencia familiar: Los niños tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad que las niñas La incidencia en niños que tienen un hermano con pie equino varo es de aproximadamente 3% La incidencia en niños que tienen un padre que tenía el pie equino varo es del 3-4%, y si ambos padres lo hubiera hecho, la incidencia es del 15% La mayor parte del movimiento del pie se produce en la base del pie, en una unión formada entre 3 huesos, conocidos como el astrágalo, el calcáneo, y escafoides o navicular. Este conjunto, también conocido como el complejo talocalcaneonavicular, se asemeja a una articulación de bola y cavidad. Debido a las amplias conexiones de todos los huesos del pie por los ligamentos, los movimientos en el pie y el tobillo se producen en todas las juntas simultáneamente, con un movimiento en una articulación que conduce a movimiento en otros. Al mismo tiempo, si el movimiento es limitado en una o más articulaciones, el movimiento es limitado en muchas otras articulaciones. ¿Qué causa el pie torcido? La causa del pie equino varo sigue siendo poco clara. Hay una fuerte evidencia de que un componente genético está implicado en el desarrollo del PEVA. Por ejemplo, aproximadamente el 25% de los niños afectados tienen un familiar que nace con la enfermedad, y si un gemelo idéntico tiene la condición, el otro gemelo (que tiene el mismo conjunto de genes) tiene una incidencia mucho mayor de la condición de lo normal. Sin embargo, no solo un gen ha sido identificado como responsable de la condición: más bien, se cree que la causa es multifactorial, en la que están implicados una serie de diferentes genes y factores no genéticos. El problema central en el PEVA está en la forma anormal de los huesos de los pies, las articulaciones desalineadas y el endurecimiento de los ligamentos alrededor de estas alineaciones irregulares durante la vida fetal. Estos cambios hacen que el pie y el tobillo teindan a deformarse y permanecer en una posición anormal a través del crecimiento. ¿Cómo se diagnostica? El diagnóstico del pie zambo se realiza mediante un examen físico poco después de nacer. Inicialmente, todos los niños son tratados sin cirugía. Lo más recomendado es empezar a tratar en los primeros días de vida, colocando unos yesos correctivos. Cuando el niño es tan pequeño sus huesos tienen mucha plasticidad y capacidad de remodelación, por lo que, tras la colocación de varios yesos manipulando para lograr una corrección progresiva se llega a obtener un pie prácticamente normal, no importa qué tan grave puede ser. Este tratamiento no quirúrgico requiere visitas semanales al consultorio para su manipulación para mejorar la alineación del pie, seguido por la aplicación de una molde de yeso largo. Por lo general 5 a 8 moldes son necesarios para corregirlo. El tratamiento que se utiliza para corregir el pie bot, en la actualidad fue preconizado por el Dr. Ponseti. En este punto se debe realizar una pequeña intervención: alargamiento percutáneo del tendón de Aquiles. En algunos sitios los realizan con anestesia local y no requieren hospitalización, nosotros preferimos hacerlo en quirófano, bajo una sedación, con la máxima limpieza que un quirófano puede ofrecer y con los medios necesarios para controlar la sedación Inmediatamente después se coloca un último yeso en la postura de máxima corrección, que se deja entre dos y tres semanas. En general, con 5 a 8 cambios de yeso se consigue la corrección completa de la deformidad, con cada yeso se ve la mejoría, excepto la posición en puntillas. El molde se retira entonces y botas conectados por una barra se utilizan para mantener la corrección. Esta es una parte muy importante del tratamiento. Las botas y los barras son usados a tiempo completo durante 3-4 meses. A raíz de esto, se usan para las noches y las siestas hasta que el niño es de 3-4 años de edad. En raras ocasiones, este procedimiento no logra corregir la deformidad con eficacia, y la cirugía se convierte en el tratamiento recomendado. Si la cirugía se va a realizar, el tiempo óptimo en la vida de un niño tiene entre 6 y 12 meses de edad. Los estudios han sugerido que la cirugía durante este período minimiza la cicatrización, lo que puede ocurrir con los niños más pequeños, al tiempo que maximiza la oportunidad para el crecimiento y la remodelación de los huesos y músculos del pie y el tobillo, que ocurre rápidamente en el primer año de vida y lo más importante coloca al pie en la posición adecuada para el inicio del caminar. Lidiando con PEVA La mayoría de los niños nacidos con PEVA va a caminar a la edad apropiada y con el uso normal de los pies y los tobillos en la edad escolar. La mayoría van a participar en una amplia gama de actividades y deportes competitivos. Por ejemplo, el famoso mariscal de campo Troy Aikman NFL y la medalla de oro de patinaje artístico, Kristi Yamaguchi, el actor Damon Wayans o, nacieron todos con PEVA. Aunque puede representar un reto difícil para los niños y sus padres en la primera infancia, la mayoría de los niños con pie zambo van a tener vidas normales, felices y saludables.
Desviación hacia adentro de los pies
Vista de la planta
Desviación hacia adentro de los pies, vista de frente
Dr. Ignacio Ponseti Colocando un yeso con método Ponseti
El Dr. Ignacio Ponseti (qepd)
Colocando un yeso con el método Ponseti
Barra de Dennis Brownne
Barra de Dennis Brownne
Desviación hacia adentro de los pies
CLINICA DE ORTOPEDIA EN TOLUCA Y METEPEC
MENU
PIE EQUINO VARO ADUCTO
Sinónimos: Pie Bot, pie zambo, Clubfoot, PEVA, PEVAC, PEVACI. Se usan para describir la condición pie equino varo, en el que hay una deformidad del pie o pies que afecta a los niños en el nacimiento. El pie equino varo pueden clasificarse como congénita (es decir, existe en el nacimiento) o teratológica (en el que está asociado con un trastorno neuromuscular). La gran mayoría de los casos de pie zambo son congénitos.
Los bebés que nacen con pie zambo tienen una serie de anomalías de la pierna y el pie inferior, cada uno con diferentes grados de severidad. La parte posterior del pie está inclinado hacia el interior, una condición conocida como zona trasera del pie varo. El talón se tira hacia arriba, como para permitir caminar sobre los dedos de los pies, una condición conocida como equino del retropié. Los dedos están a menudo señaló hacia el interior, también conocida como la aducción del antepié, dando el pie de la aparición de un frijol. El pie a menudo tiene un arco alto, una configuración denominada cavo del pie. El pie es generalmente menos flexible y más rígido que la normal y puede haber adelgazamiento o atrofia de los músculos del pie y la pantorrilla. Los huesos del pie y la pierna inferior no pueden demostrar el crecimiento normal o completo, también conocida como hipoplasia. Diferentes pacientes muestran conjuntos diferentes de anomalías y algunos pueden ser más prominentes que otros. El tratamiento es por lo tanto algo variable y debe ser atendido a la presentación de cada individuo. La mayoría de los pacientes pueden ser tratados eficazmente con la manipulación y enyesado mientras que otros pueden requerir cirugía. La incidencia (es decir, la frecuencia con que se produce) de la enfermedad varía con la raza, el sexo y la incidencia familiar: Los niños tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad que las niñas La incidencia en niños que tienen un hermano con pie equino varo es de aproximadamente 3% La incidencia en niños que tienen un padre que tenía el pie equino varo es del 3- 4%, y si ambos padres lo hubiera hecho, la incidencia es del 15% La mayor parte del movimiento del pie se produce en la base del pie, en una unión formada entre 3 huesos, conocidos como el astrágalo, el calcáneo, y escafoides o navicular. Este conjunto, también conocido como el complejo talocalcaneonavicular, se asemeja a una articulación de bola y cavidad. Debido a las amplias conexiones de todos los huesos del pie por los ligamentos, los movimientos en el pie y el tobillo se producen en todas las juntas simultáneamente, con un movimiento en una articulación que conduce a movimiento en otros. Al mismo tiempo, si el movimiento es limitado en una o más articulaciones, el movimiento es limitado en muchas otras articulaciones. ¿Qué causa el pie torcido? La causa del pie equino varo sigue siendo poco clara. Hay una fuerte evidencia de que un componente genético está implicado en el desarrollo del PEVA. Por ejemplo, aproximadamente el 25% de los niños afectados tienen un familiar que nace con la enfermedad, y si un gemelo idéntico tiene la condición, el otro gemelo (que tiene el mismo conjunto de genes) tiene una incidencia mucho mayor de la condición de lo normal. Sin embargo, no solo un gen ha sido identificado como responsable de la condición: más bien, se cree que la causa es multifactorial, en la que están implicados una serie de diferentes genes y factores no genéticos. El problema central en el PEVA está en la forma anormal de los huesos de los pies, las articulaciones desalineadas y el endurecimiento de los ligamentos alrededor de estas alineaciones irregulares durante la vida fetal. Estos cambios hacen que el pie y el tobillo teindan a deformarse y permanecer en una posición anormal a través del crecimiento. ¿Cómo se diagnostica? El diagnóstico del pie zambo se realiza mediante un examen físico poco después de nacer. Inicialmente, todos los niños son tratados sin cirugía. Lo más recomendado es empezar a tratar en los primeros días de vida, colocando unos yesos correctivos. Cuando el niño es tan pequeño sus huesos tienen mucha plasticidad y capacidad de remodelación, por lo que, tras la colocación de varios yesos manipulando para lograr una corrección progresiva se llega a obtener un pie prácticamente normal, no importa qué tan grave puede ser. Este tratamiento no quirúrgico requiere visitas semanales al consultorio para su manipulación para mejorar la alineación del pie, seguido por la aplicación de una molde de yeso largo. Por lo general 5 a 8 moldes son necesarios para corregirlo. El tratamiento que se utiliza para corregir el pie bot, en la actualidad fue preconizado por el Dr. Ponseti. En este punto se debe realizar una pequeña intervención: alargamiento percutáneo del tendón de Aquiles. En algunos sitios los realizan con anestesia local y no requieren hospitalización, nosotros preferimos hacerlo en quirófano, bajo una sedación, con la máxima limpieza que un quirófano puede ofrecer y con los medios necesarios para controlar la sedación Inmediatamente después se coloca un último yeso en la postura de máxima corrección, que se deja entre dos y tres semanas. En general, con 5 a 8 cambios de yeso se consigue la corrección completa de la deformidad, con cada yeso se ve la mejoría, excepto la posición en puntillas. El molde se retira entonces y botas conectados por una barra se utilizan para mantener la corrección. Esta es una parte muy importante del tratamiento. Las botas y los barras son usados a tiempo completo durante 3-4 meses. A raíz de esto, se usan para las noches y las siestas hasta que el niño es de 3-4 años de edad. En raras ocasiones, este procedimiento no logra corregir la deformidad con eficacia, y la cirugía se convierte en el tratamiento recomendado. Si la cirugía se va a realizar, el tiempo óptimo en la vida de un niño tiene entre 6 y 12 meses de edad. Los estudios han sugerido que la cirugía durante este período minimiza la cicatrización, lo que puede ocurrir con los niños más pequeños, al tiempo que maximiza la oportunidad para el crecimiento y la remodelación de los huesos y músculos del pie y el tobillo, que ocurre rápidamente en el primer año de vida y lo más importante coloca al pie en la posición adecuada para el inicio del caminar. Lidiando con PEVA La mayoría de los niños nacidos con PEVA va a caminar a la edad apropiada y con el uso normal de los pies y los tobillos en la edad escolar. La mayoría van a participar en una amplia gama de actividades y deportes competitivos. Por ejemplo, el famoso mariscal de campo Troy Aikman NFL y la medalla de oro de patinaje artístico, Kristi Yamaguchi, el actor Damon Wayans o, nacieron todos con PEVA. Aunque puede representar un reto difícil para los niños y sus padres en la primera infancia, la mayoría de los niños con pie zambo van a tener vidas normales, felices y saludables.
Desviación hacia adentro de los pies
Vista de la planta
Desviación hacia adentro de los pies, vista de frente
Tratamiento con el método de Ponseti Dr. Ignacio Ponseti Colocando un yeso con método Ponseti
Tratamiento con el método de Ponseti, secuencias de la corrección obtenida mediante manipulación y enyesado
El Dr. Ignacio Ponseti (qepd)
Colocando un yeso con el método Ponseti
Barra de Dennis Brownne
Barra de Dennis Brownne
Clínica de Columna  Vertebral en Toluca
Ortopedia Pediátrica
Centro Médico de Toluca Centro de Cirugía Mínima Invasiva
DR. LUIS ALBERTO IBARRA ZAZUETA
Centro de Cirugía Mínima Invasiva
Citas al Tel.
Especialista en Columna Vertebral y Ortopedia
Centro Médico de Toluca
(722) 232 2631
CLINICA DE ORTOPEDIA EN TOLUCA Y METEPEC
Urgencias Cel.: 722 850 6543